Todo lo que debes saber del inconsciente

Tradicionalmente, muchos científicos consideraban que la conducta humana estaba regida por el pensamiento consciente, es decir que tenemos la plena consciencia de todo lo que hacemos o decimos.
Lo anterior gracias a que la racionalidad ha sido el centro de muchas teorías y pensamientos de grandes filósofos o pensadores a lo largo de la historia.

Pero hoy en día sabemos que gran parte de lo que influye en nuestra manera de pensar o actuar se basa en elementos del inconsciente. Aún así, es fácil confundirse cuando hablamos sobre el inconsciente.
Durante mucho tiempo se mantuvo la creencia de que cualquier alteración en el cerebro podía fácilmente explicarse como una anomalía. Pero con el tiempo ha cambiado por completo esta manera de ver las cosas. [mc4wp_form id=»337″]
Ahora muchos problemas tienen una explicación mucho más lógica y nuevos caminos para solucionarlos se abrieron, dando paso a una nueva era.
Por eso, es muy importante saber cómo funciona el inconsciente, ya que es muy diferente al funcionamiento de nuestra parte consciente. Hacerlo nos ayudará a mejorar muchos aspectos de nuestra vida. Por eso te explicamos más a fondo, y según los especialistas, su significado.

El inconsciente según la Psicología
el inconsciente 5

“Todo lo reprimido tiene que permanecer inconsciente… lo reprimido es una parte de lo inconsciente” (Sigmund Freud).
Comenzamos con el significado del inconsciente según Sigmund Freud, quien es considerado el padre del psicoanálisis y quien estudió la teoría del inconsciente con sus pacientes, especialmente con su hija, Anna Freud.
Estos estudios lo llevaron a deducir que el ser humano no tiene conocimiento de todos los procesos que guían sus acciones. Afirmó que la mayoría de nuestros procesos psíquicos son inconscientes y que los procesos conscientes son sólo fracciones del inconsciente.
Para él, el inconsciente, es una instancia a la que la conciencia no tiene acceso, pero revela en una serie de formaciones como los sueños, los lapsus, los chistes, los actos fallidos y en los síntomas. El inconsciente, tiene la particularidad de ser interno al sujeto y exterior a cualquier forma de dominio por el pensamiento consciente.
Es decir, sus efectos se extienden hacia la consciencia y afectan el comportamiento.
Por su parte, Carl Jung, quien fue un gran médico y psicoanalista, colaborador de la teoría freudiana, concluyó que el inconsciente abarca aspectos que han sido reprimidos, recuerdos olvidados, funciones de percepción subliminal, sueños, fantasías, deseos, experiencias personales, etc.
Vemos cómo en este aspecto Jung coincide totalmente con la teoría de Freud, a diferencia de que él no pensaba que el inconsciente se caracteriza por tener una carga sexual agresiva.

Jung también afirmó que en el inconsciente se encuentran experiencias personales reprimidas por complejos. Las cosas, recuerdos o experiencias que se encuentran allí solo pueden ser descubiertas a través de ciertos síntomas, complejos y símbolos.
Por todo esto, es común ver al inconsciente representado como un Iceberg, pues lo que se puede apreciar (el consciente), es sólo una novena parte de lo que realmente hay en nuestra mente. El inconsciente representa la mayor parte, aunque esté oculta, tal como sucede con estos grandes bloques de hielo.

 

Las 4 leyes del inconsciente

El inconsciente tiene ciertas particularidades que lo definen, las cuales te ayudarán a entenderlo un poco mejor. Te las describimos a continuación:
El tiempo no existe
Esto nos dice que el inconsciente es atemporal, para él no existe el pasado o el futuro, todo está sucediendo en tiempo presente, es decir, ¡ahora!
Por eso, cuando recordamos algún evento traumático podemos sentirel inconsciente 7 exactamente lo mismo que sentíamos cuando sucedió.
Es inocente
Para el inconsciente no hay nada bueno o malo, no hace juicios, simplemente recopila información para, a partir de eso, hacer sus propios análisis y sacar conclusiones.
Lo real y lo simbólico son lo mismo
En el inconsciente no hay espacio para distinciones, a diferencia del consciente, donde solemos hacer esa clase de divisiones entre el bien y el mal, lo real o lo virtual. Lo que piensas, sientes o imaginas, para el inconsciente es algo real.
El otro no existe
El inconsciente no distingue entre uno y otro, para él somos uno solo. Todo lo que percibimos de los demás, lo que nos molesta, nos agrada o desagrada es un reflejo de nosotros mismos.

Estas leyes se encuentran presentes de manera continua en cada una de nuestras acciones diarias o en circunstancias particulares.
Conocerlas es importante para ayudarte a progresar y a soltar los constantes paradigmas o modelos rígidos de pensamiento que te impiden aprovechar las oportunidades.

Los arquetipos del inconsciente

Los arquetipos, según Carl Jung, son patrones de imágenes o símbolos que aparecen de diferentes formas en todas las culturas y pueden heredarse de generación en generación, formando así lo que él llamaba el inconsciente colectivo.
Es decir, son piezas o imágenes universales que dan forma a una parte del inconsciente que es parcialmente heredado. Estas se pueden localizar en todo tipo de productos del ser humano, pues sin darnos cuenta la cultura afecta todo lo que hacemos.

Algunos ejemplos de arquetipos son:

– El ánimus y ánima
Está relacionado con las ideas que se asocian a los roles de género. En este caso el ánimus es la inclinación masculina de la personalidad femenina.

– La madre y el padre

Este arquetipo, según Jung, permite detectar conductas maternales o relacionadas a la maternidad. El del padre representa una figura de autoridad o ejemplo a seguir.

– La persona y la sombra
Aquí la persona representa lo que nosotros queremos compartir con los demás, nuestra imagen ante el resto del mundo. La sombra, por el contrario, representa todo lo que queremos ocultar, bien sea por intimidad o por moralidad.

– El héroe
Trata de luchar contra la sombra y trata de alejar todo lo que no sea bueno o considere perjudicial. No es una figura reflexiva, actúa por determinación.
-El Sabio:
El papel de este arquetipo, es iluminar el camino del héroe, es decir, como un buen sabio, aportar su sabiduría para que el héroe pueda luchar contra la sombra.

– El embaucador:

Este arquetipo es el bromista o quebrantador de las normas ya establecidas, pretendiendo demostrar hasta qué punto la ley es vulnerable, además de ponerle trampas y hacer dudar al héroe.

¿Cómo actúa el inconsciente en tu vida?
Aunque es fácil pensar que el inconsciente solo funciona como un baúl de recuerdos donde guardamos todo lo que no nos gusta o ya no sirve, realmente se trata de un conjunto de fuerzas dinámicas que dirigen nuestro comportamiento.el inconsciente 4
Allí no solamente están esos sentimientos o emociones que fueron rechazadas sin que lo supieras. Estas fuerzas también están presentes y son las que te mueven a realizar ciertas acciones.
Es importante por eso que sepas sobre la existencia del inconsciente, pues condiciona tu forma de actuar y de pensar. Aunque es normal que creyeras que todos tus actos eran totalmente conscientes.

Seguro alguna vez te ha sucedido que se te olvidan cosas que parecen imposibles de olvidar y que han estado en tu mente por mucho tiempo. O has tenido reacciones agresivas ante una persona sin explicación aparente.
También los miedos, esos que parecen irracionales pero que no logras deshacerte de ellos, como el miedo a la oscuridad, a las alturas, etc., y las veces que sientes antipatía a empatía por una persona sin conocerla.
Lo que busca el inconsciente es liberar tensiones y alcanzar la satisfacción sin tener en cuenta los límites o lo que está permitido moralmente. Por eso en las 4 leyes se menciona que el inconsciente no tiene espacio, tiempo, lugar; puedes sentir miedo, ansiedad o culpa cuando menos lo esperas.

Es normal que tengas sentimientos encontrados, porque en tu inconsciente no existen las contradicciones y es indiferente a la realidad exterior, por eso muchas cosas que ocurrieron hace tiempo y parecían olvidadas pueden aflorar de manera repentina y sin explicación.

Cara a cara con la parte oculta de tu mente

El inconsciente puede manifestarse de muchas formas, a través de los sueños, actos fallidos, ciertos síntomas, etc. Aquí te explicamos los tres principales:
– A través de los sueñosel inonsciente 1
Los sueños tienen una alta carga simbólica, porque muchas cosas están representadas por otras, todo depende de tus conflictos y de tu situación. Muchos de tus deseos o impulsos reprimidos aparecen en tus sueños de diferentes formas.

– Actos fallidos
Muchas veces nos pasa que queremos decir algo pero decimos otra cosa. Son cosas muy comunes que hacemos involuntariamente y que tienen mucho que ver con el inconsciente y cosas que han sido reprimidas.

– Manifestaciones o síntomas
Sucede cuando manifestamos neurosis, crisis, angustias, etc. El síntoma se trata del deseo y del goce en su carácter de satisfacción pulsional. En el caso de la neurosis se da un desajuste entre el deseo inconsciente y el no poder satisfacerlo.
Incluso, Freud creía que los chistes eran una forma disfrazada de expresar el inconsciente.

Ya sabes de qué maneras tu inconsciente puede enviarte señales de lo que hay en él. Esto puede ser muy útil para ayudarte a entender muchas cosas que tal vez antes no comprendías.
El inconsciente es un excelente aliado, pues se encarga de darnos información ya elaborada y nosotros decidimos si utilizarla o no. Además nos aleja de sentimientos negativos o tóxicos que nos entristecen, avergüenzan o hacen sentir mal.
Tomar conciencia de su utilidad nos hace darnos cuenta que es un extraordinario aliado, solo debes confiar en sus capacidades.
¿Te habías dado cuenta de cómo el inconsciente actúa en ti?
el inconsciente 3.jpg

Los comentarios están cerrados.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: