Autoestima, la clave de todo

La autoestima es una de las tantas manifestaciones del sistema de creencias que conforman nuestro modelo interno de realidad. Se conforma con la imagen que tenemos de nosotros mismos, la auto valoración sobre nuestra capacidad, desempeño y valía en los distintos ámbitos de la vida. 

Entre los factores más importantes para su desarrollo se encuentra la calidad de las interacciones que desde pequeños establecemos con nuestros padres, o quienes hayan desempeñado ese rol. El grado de empatía, cariño y contención en los primeros vínculos, nos enseñan nuestro lugar y valía en el mundo. Las capacidades cognitivas aun en desarrollo, no alcanzan para disociar las acciones de los demás y todo lo que hacen y dicen tiene efecto directo sobre la construcción que vamos haciendo sobre quién creo HIPNOSIS-2que soy y mi valor como tal.  Por ejemplo, si sufrí maltrato y abuso sistemático, es muy probable que se instale en mí la sensación de incapacidad, y de que existe algo inherente en mí que merece castigo. Una respuesta adaptativa a esa situación puede ser rebeldía o sumisión extrema con la que cargamos toda la vida, y que lejos de ayudarnos, nos causa problemas. Esa hostilidad que alguna vez nos ayudó a sobrevivir, hoy puede generar violencia innecesaria ya que es una reacción aprendida en el pasado, que dejó de ser útil para la realidad presente. Sin embargo, no lo podemos ver ya que nuestra percepción distorsionada de la realidad, justifica nuestras reacciones y reafirma creencias equivocadas sobre nosotros mismos y los demás. Esto es lo que llamamos baja autoestima.

Una baja autoestima se manifiesta de varias maneras. Podemos evaluar nuestra propia autoestima observando cómo reaccionamos a los desafíos de la vida y a las conductas que percibimos de los demás: ¿Reaccionamos de manera violenta o con serenidad? ¿Cómo nos afectan los comentarios de los demás? ¿Me cuesta perdonar y guardo rencor? ¿Sufro de estrés y ansiedad constante? ¿Cuido mi salud y mi cuerpo? ¿Defiendo mi punto de vista, pero también puedo escuchar y entender el de los demás aun cuando sean opuestos? Recordemos que tres aspectos importantes relacionados con la autoestima son la imagen que tengo sobre mí, la capacidad que creo tener para resolver problemas y cómo creo que los demás me perciben.  

La autoestima se sostiene y refuerza con conductas repetitivas, las cuales pueden cambiar. Las experiencias son herramientas de cambio. Cuando hacemos modificaciones en nuestra conducta, la experiencia cambia y nos enseña algo distinto de nosotros mismos.  Sobre quién soy y qué puedo lograr. Hay situaciones difíciles que escapan a nuestro control, pero son también oportunidades para identificar qué tipo de lecciones sobre mí mismo acostumbro tomar. 

La autoestima es fundamental ya que es la plataforma desde la cual enfrentamos el mundo. Una estructura en permanente construcción que permite modificaciones. Es fuente inagotable de motivación que nos ayuda a alcanzar metas. Por eso es importante poner en duda las creencias que construimos sobre nosotros mismos y perdonar todo aquello que por su causa, no pudimos hacer mejor. 

Los comentarios están cerrados.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: